jueves, 18 de junio de 2009

INTRODUCCIÓN AL DHAMMAPADA.



Sidharta Gautama, conocido como ¨el Budha¨, vivió en las sagradas tierras de India alrededor del Siglo 5 antes de Cristo.

Nació como hijo del Rey Suddhodana y su esposa Mayadevi, en Lumbini, cerca de Kapilavastu, India. A temprana edad sintió que toda la fortuna, el poder y las enormes comodidades que la vida palaciega le ofrecían no bastaban para llenar el vacío interior de su alma anhelosa de Eternidad.

Así pues, cierto día, dejando atrás sus estancia en el palacio, se retiró al bosque con el objeto de practicar disciplinas espirituales en busca de la purificación y, a partir de ello, lograr el despertar espiritual.

De este modo transcurrieron largos años de ascetismo, disciplinas espirituales, profunda meditación y grandes esfuerzos por la Búsqueda de la Verdad.

Finalmente, en un glorioso día, a los pis d en una sagrada higuera, Sidharta Gautama, el asceta, alcanzó la Realización Espiritual y pasó a ser conocido como ¨el Budha¨, el Iluminado, el misericordioso Maestro que brindaría sabiduría y solaz espiritual a millones de almas en los siglos que le seguirían.

Desde ese momento, el Budha predicó su doctrina espiritual a sus discípulos, a través de los cuales, su mensaje de amor y comprensión se difundió por el mundo entero, llegando hasta nosotros en nuestros días.

Sidharta Gautama, el Budha, abandonó su cuerpo físico para ingresar en el Nirvana (estado de suprema beatitud) a la avanzada edad de ochenta años, en la ciudad de Kushinara, en el día de la luna llena del mes de Mayo, fecha triplemente sagrada puesto que coincide con el día de su nacimiento y también con el de su iluminación espiritual.



Podemos decir que el mensaje espiritual de Budha gira en trno a la compasión, la benevolencia, el amor hacia todas las criaturas y la comprensión. Todo lo cual marcha unido a un fervoroso anhelo de alcanzar el estado de despertar espiritual o iluminación, llamado ¨Nirvana¨, lo cual, en esencia es lo que en otras Religiones recibe el nombre de ¨Unión con Dios¨ o ¨Liberación¨. Ese Supremo Estado –que ha sido el objeto de la vida de innumerables sabios y santos de las más diversas Tradiciones y Filosofías a lo largo y ancho del mundo- es el mismo al que nos conducen las enseñanzas de Budha.

Si bien su doctrina es extensa, podemos intentar resumirla mencionando algunas de sus enseñanzas fundamentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario