miércoles, 24 de junio de 2009

Capítulo VI, El Sabio.

1. Si encuentras a una persona sabia que indica tus faltas y te llama la tención sobre las mismas, debes acercarte a ella. En su compañia todo será para bien, y avanzarás en el Sendero Espiritual.

2. Permítele que te aconseje, que te instruya y también quete impida cometer malas acciones. Alguien tal será amado por los buenos pero aborrecido por los malos.

3. Nunca tomes por amigo a un malvado ni a una persona mezquina o miserable. Elige a tus amigos entre los hombres de bien, entre los más nobles y bondadosos.

4. Bebiendo el Néctar de la Sabiduría, el sabio vive feliz con su mente plena de serenidad. Él se complace en las Enseñanzas de los Santos.

Notas:
Ariya/Santo: alguien bondadoso y noble. ¨Aquel que ha removido todas sus pasiones¨. Se aplica este término a los Budhas y los Arahats.

5. Los constructores de acueductos conducen el agua, los arqueros enderezan las flechas y los carpinteros labran la madera. Los sabios se controlan a si mismos.

6. Así como una roca firma no es movida por la fuerza del viento, de igual modo, el sabio permanece imperturbable ante el elogio y el vituperio.

7. Como un lago profundo, que es cristalino y tranquilo, así se torna el sabio, sereno y pleno de paz, al escuchar las Enseñanzas Sagradas.

8. Dondequiera que van los sabios, la paz va con ellos. Habiéndose desapegado de todas las cosas, ya no buscan el placer sensorio. Ya sea que la dicha los visite o sean presas de dolor, no muestran por ello ni exaltaciónni abatimiento.

9. Cuando ya se ha abandonado todo deseo de tener hijos, riquezas y poder, y no se antepone el propio interés al de la justicia, solamente entonces se puede ser virtuoso, sabio y recto.

10. Muy pocos hombres cruzan hasta la Otra Orilla (el Nirvana); la mayoría no hace sio correr a lo largo de las márgenes del río de la existencia mundanal.

11. El sabio que actúa rectamente y de acuerdo con las enseñanzas sagradas deja atrás el reino de las pasiones y alcanza el Supremo Nirvana.

Nota:

Machudheyya: la existencia mundanal donde imperan las pasones.

12-13. En soledad, el sabio abandona la oscuridad del mundo y busca la Iluminación. Va en pos de la inefable felicidad que nace del desapego. Abandonando los placeres de los sentidos, libre de impedimentos, el sabio se libra a sí mismo de las ipurezas de la mente.

14. Los que han meditado profundamente sobre los Medios para alcanzar la Iluminación, y que habiéndose librado de toda atadura mundana, se complacen en esa liberación, ellos resplandecen plenos de fulgor y alcanzan el Bienaventurado Nirvana.

Nota:

Según las enseñanzas de Budha, los treinta y siente Medios para alcanzar la Iluminación (Bodhipakkhiyadhamma) son:

1) Los cuatro Fundamentos de la Atención (Satipatthâna): 1, contemplación del cuerpo; 2, contemplación de los sentimientos; 3, cntemplación de los pensamientos; y 4, contemplación del fenómeno.
2) Los cuatro Supremos Esfuerzos (Sammappadhâna): 1, esfuerzo por extirpar el mal qe ya nació; 3, esfuerzos por sembrar el bien que aún no ha nacido; y 4, esfuerzo por cuidar el bien que ya nació.
3) Los cuatro Medios de Realización Espiritual (Iddhipâpda): 1, buena voluntad; 2, energía; 3, atención; 4, concentración; y 5 sabiduría.
4) Las cinco Facultades (Indriya): 1, fe; 2, energía; 4, alegría; 5, serenidad; 6, concentración; y 7, ecuanimidad.
5) Las cinco Fuerzas (Bala): tienen los mismos nombres que las cinco facultades.
6) Los siete Constituyentes de la Iluminación: 1, atención; 2, Investigación de la Verdad; 3, energía; 4, alegría; 5, serenidad; 6, concentración; y 7, ecuanimidad.
/) El Noble Octuple Sendero: 1, recto conocimiento; 2, rectos pensamientos; 3, recta palabra; 4, recta acción; 5, rectos medios de vida; 6, recto esfuerzo; 7, recta atención; y 8, recta concentración.
Aquí finaliza el Sexto Capítulo titulado: ¨El Sabio¨.

No hay comentarios:

Publicar un comentario